Gobernador participó de la reunión de Comité de Emergencia en Palacio de Gobierno

El gobernador del departamento Central, Hugo Javier González, participó esta tarde en Palacio de Gobierno de una reunión del Comité de Emergencia, para coordinar trabajos en relación a las miles de familias afectadas por las inundaciones, en su gran mayoría en el XI departamento.

Al respecto, el gobernador señaló que fue convocado para ésta cooperación interinstitucional, que indicó es de vital importancia para llevar adelante las atenciones del departamento más grande del país. Recordó que para entrar y salir de Asunción, todos pasamos por Central. “Venimos trabajando con el ministro se la Secretaría de Emergencia Nacional, Joaquín Roa, desde hace mucho tiempo ya, preparandonos para esto.

Sólo que ahora tenemos una situación atípica. El comportamiento del río es totalmente atípico y requiere colaboración y participación de todos, especialmente de la ciudadanía. Todos los ministerios e instituciones públicas están trabajando en este momento para poder atender a nuestra gente. Cierto que hay mucho por hacer, falta muchísimo y para eso estamos, para trabajar en equipo”, remarcó.

Informó que después de ésta reunión, el domingo estarán varias instituciones saliendo todas juntas para asistir a Villa Jardín, Piquete Cue, Limpio, Mariano Roque Alonso, todo el ala norte y después el ala sur. “La idea es transmitir lo que ahora nosotros queremos y sentimos, amamos nuestro país y tenemos que cooperar entre todos. Los medios de prensa, la ciudadanía y en general las instituciones públicas, esa es la instrucción de la presidencia de la República y debemos colaborar todos.

Como gobernador de Central me sumo a esta lucha por un país mejor, asistiendo a nuestra gente”, enfatizó.

Mencionó que los distritos más afectados son Villeta, San Antonio, Ypane, Lambaré, Limpio, Roque Alonso y también zonas de Capiatá, San Lorenzo y varios asentamientos de Ypacaraí.

El gobernador destacó que 48 años después ocurre algo similar, al hacer referencia del comportamiento del río y las inclemencias del clima y habló de que es indispensable que exista unidad para enfrentar la situación. “Todos tenemos que cooperar. Los pescadores, los recicladores no pueden trabajar ahora, les estamos asistiendo todo lo que se puede. Más de 2000 mil familias perjudicadas”, lamentó.
Manifestó que en la reunión solicitaron reabastecimiento de chapas, puntales, pero que también puso a disposición los 11 tractores que tiene la gobernación para la apertura de caminos vecinales y las cuatro clínicas móviles que tiene la gobernación. Con doctores, medicamentos, sicólogos.